;

jueves, 1 de mayo de 2008

Personalidad psicopática

DEFINICIONES DE LA PERSONALIDAD PSICOPÁTICA
Los términos de “personalidad psicopática”, “sociopatía”, “trastorno antisocial de la personalidad” y “trastorno disocial de la personalidad” son utilizados indistintamente para designar un tipo de personalidad anormal, que no se presenta a una definición exacta debido al énfasis que ponen cada una de las orientaciones etiológicas en los factores: orgánico, social, cultural y psíquico. Por ello, más que una definición, lo que se busca es homogenizar criterios, con la finalidad de no idealizar esta patología sino tener una imagen real de este tipo de personalidad.
Cleckley (1976) establece una serie de rasgos y patrones de conducta que definen el perfil del psicópata, los cuales son:

· Encanto externo y notable inteligencia.
· Ausencia de alucinaciones u otros signos de pensamiento.
· Ausencia de nerviosismo o de manifestaciones psiconeuróticas.
· Inestabilidad, poca formalidad.
· Falsedad e insinceridad.
· Falta de sentimientos de remordimiento o vergüenza.
· Conducta antisocial inadecuadamente motivada.
· Razonamiento insuficiente y falta de capacidad para aprender de la experiencia vivida.
· Egocentrismo patológico e incapacidad para amar.
· Pobreza general en las principales relaciones afectivas.
· Pérdida especifica de intuición
· Insensibilidad en las relaciones interpersonales generales.
· Comportamiento fantástico y poco recomendable, con y sin bebida.
· Amenazas de suicidio raramente llevadas a cabo.
· Vida sexual impersonal, trivial y pobremente integrada.
· Fracaso para seguir un plan de vida.

Estos criterios señalados por Cleckley han sido criticados por el hecho de depender de juicios clínicos cualitativos, que pueden reflejar estereotipos y teorías implícitas de los evaluadores más que características reales de los sujetos. Sin embargo, en la práctica estos criterios han probado ser valiosos al identificar a un grupo que se diferencia de otros delincuentes persistentes.

TEORIAS PSICOLÓGICAS

TEORÍA PSICODINAMICA:
Este enfoque concibe a la psicopatía como la manifestación sintomática de un conflicto subyacente. Considera que un individuo desarrolla una personalidad antisocial debido a la interacción de pulsiones insatisfechas con las oportunidades que brinda la cultura, para dedicarse a actividades sustitutas que ofrecen al menos una satisfacción parcial de esas pulsiones internas.
Distintas concepciones psicodinámicas apuntan a concebir la actitud desconsiderada del psicópata como resultado de las desconsideraciones por él, sufridas en la infancia (Rego y Risso, 1991).

Por su parte, Zac (1972) refiere que la ausencia de sentimientos de culpa es consecuencia de la combinación de mecanismos de defensa, basados sobre la omnipotencia. A su vez, con la finalidad de mantener el precario equilibrio que esta omnipotencia les proporciona, deben proyectar el pensamiento y la culpa relacionados con las ansiedades depresivas. La actuación psicopática seria una tentativa de negación de la culpa depresiva, haciendo que recaiga sobre los demás.

Se considera que estas personalidades antisociales poseen las características fundamentales de la personalidad narcisista y además una patología en su sentido de la moralidad, es decir, en las funciones de su Superyó.

Así Kernberg (1995() otorga una especial atención al síndrome que el denominó “narcisismo maligno”, patrón de personalidad caracterizado por una combinación de un trastorno narcisista de la personalidad, un comportamiento antisocial, agresiones o sadismo egosintónico dirigidos hacia los demás y hacia sí mismo, este último produciendo un sentido perverso de triunfo en la automutilación o el suicidio, y una fuerte orientación paranoide.

En síntesis, la problemática psicopatológica de este cuadro puede resumirse en las siguientes manifestaciones:

Un trastorno del mecanismo de disociación, el cual al encontrarse alterado, coloca a los psicópatas en desventaja para poder discernir entre objetos buenos y malos; una alteración de los mecanismos de identificación proyectiva e introyectiva, lo que conduce a los psicópatas al sentimiento de que el medio que los rodea es malévolo y el desarrollo de una organización narcisista de la personalidad, que es la que conlleva a evitar los sentimientos de culpa y no le permite la dependencia y subordinación que en todo grupo social existen.


TEORÍA CONDUCTUAL:
Los trastornos de la personalidad son considerados desde este enfoque como manifestaciones de estilos de reacción adquiridos, formados bajo la influencia de experiencias de reforzamiento y modelamiento. Así la socialización constituye un punto esencial, el cual se basa en el entrenamiento de las personas en comportamiento compatibles con ciertas normatividad que la sociedad establece a fin de perpetuar su existencia.

El proceso psicológico que se produce en el niño, y que forma parte también de su proceso de socialización, se logra mediante la constante práctica del entrenamiento pasivo de evitación, en el cual la aproximación inicial a la ejecución de la conducta desadaptativa origina temor condicionado (ansiedad, angustia) que contingentemente produce la inhibición de dicha conducta cuando ésta se está iniciando recién en el niño.

También se consideran diferencias individuales referidas a la dimensión introversión- extroversión. Señalándose que los psicópatas poseen un disposición temperamental a la extroversión que los hace propensos a los comportamientos antisociales (Eysenck, 1957).

Asimismo, el grado de socialización se encuentra en relación directa con la cantidad, contenido y tipo de entrenamiento otorgado por los padres y diversos agentes socializantes, sean estos a nivel familiar o de la comunidad.

Desde esta perspectiva, se determina que en el psicópata, el defecto se concentra en el área del aprendizaje emocional, y no en la dificultad para el aprendizaje de respuestas instrumentales (Vacca, 1997).

TEORÍA COGNITIVA:
Desde la perspectiva cognitiva se considera que las personas con trastorno antisocial de la personalidad constituyen la realidad e interpretan las relaciones interpersonales de acuerdo con sus creencias y sus valores morales socialmente heterodoxos.

Beck y Freeman (1990), refieren que estas personalidades se ven a sí mismas como personas solitarias, autónomas y fuertes. Algunas creen que han sufrido abusos y malos tratos por parte de la sociedad y, por tanto, justifican la victimación de los demás porque consideran que ellos también han sido víctimas.

Las creencias centrales son:

“Necesito ocuparme de mi mismo” y “necesito ser el agresor o seré la victima”

En las formas leves, el estilo cognitivo puede ser considerado como muy asertivo y realista. Tales características son en muchos casos deseables en el mundo de los negocios y la industria. Sin embargo, en los casos extremos, las personalidades antisociales se caracterizan por un estilo cognitivo externalizado e incluso fanático, donde atribuyen su hostilidad y actitudes vengativas a ala acción de los demás.


TEORÍA COGNOSCITIVA:
Desde la perspectiva cognoscitiva, el estudio del comportamiento antisocial se centra en el desarrollo moral. Sugiriéndose un retraso en este aspecto. Sarason (1996).

Se observa que entre los 7 y 11 años de edad, los niños pueden decir cuando alguna persona los trata con injusticia. Si los trataron de manera injusta en el pasado, en cuanto surja la oportunidad “compensaran” la injusticia que vivieron al hacer lo mismo con una persona que sea vulnerable.

Es alrededor de los 13 años, cuando por lo regular empieza a desarrollarse una nueva moral. Entonces los niños piensan sobre lo justo de sus acciones, en lugar de concentrarse en la venganza, los teóricos cognoscitivos describen esta etapa con el desarrollo de la habilidad para razonar en términos abstractos y para comprender el concepto del compañerismo.

Desde este punto de vista, los psicópatas parecen haber detenido su desarrollo moral en el nivel de 7 a 11 años, por lo que no se preocupan por los efectos de su comportamiento en los demás.

TEORÍA DEL ANALISIS TRANSACCIONAL:
En 1988, Berne señala que la personalidad se forma de los 6 primeros años de vida, mediante la influencia de mensajes paternos, siendo las primeras influencias referidas al periodo de lactancia, escenas generalmente entre el niño y su madre, con pocas interferencias de los espectadores.

El niño nace libre y es durante los dos primeros años que es programado principalmente por su madre, lo cual forma el armazón original de su guión. El plan se hace para futuro, el cual es trazado siguiendo instrucciones de la familia.

La programación paterna determina cómo y cuándo se manifiestan los impulsos, y como y cuando se imponen las restricciones, a consecuencia de esta programación, emergen nuevas cualidades que son compromisos entre impulsos y frenos.

Las cualidades de paciencia, masculinidad y feminidad, astucia y aseo son enseñadas por los padres y programadas durante los años plásticos que abarcan de los 2 a los 6 años de edad.

En síntesis, podemos decir que el trastorno antisocial de la personalidad puede definirse como un patrón inflexible de experiencia interna y de comportamientos caracterizados por el desprecio y violación de los derechos de los demás, que tiene su inicio en la infancia se prolonga a la adolescencia y continúa en la adultez.

Bibliografía:
. Caparros, N (1981), la construcción de la personalidad, las psicopatías. Madrid.
. Berne, E. (1988). ¿Qué dice usted después de decir hola? Barcelona.

2 comentarios:

armando torres cerecer dijo...

Buena noches. este tipo de personalidad se ha visto en relacion en parejas que ha causado en gran porcentaje desenlaces prematuros o termine divorcio el matrimonio y esto hace que sea una conducta adquirida y esto hace que los hijos repitan la misma historia. Este tipo de personalidad psicopatica es la que mas daños causa en el entorno familiar y los hijos sean los mas dañados picologicamente mas si esto se ha manifestasdo durante el periodo de embarazos, sea que realmente ocasione un fenomeno repetitivo que hay que tomar en cuenta y acudir centros de ayuda para ir formando a nuestros hijos con menos traumas posibles y brindarles un mejor futuro y esto se reflejara en sociedades del futuro att DR ARMANDO TORRES CERECER

armando torres cerecer dijo...

Buena noches. este tipo de personalidad se ha visto en relacion en parejas que ha causado en gran porcentaje desenlaces prematuros o termine divorcio el matrimonio y esto hace que sea una conducta adquirida y esto hace que los hijos repitan la misma historia. Este tipo de personalidad psicopatica es la que mas daños causa en el entorno familiar y los hijos sean los mas dañados picologicamente mas si esto se ha manifestasdo durante el periodo de embarazos, sea que realmente ocasione un fenomeno repetitivo que hay que tomar en cuenta y acudir centros de ayuda para ir formando a nuestros hijos con menos traumas posibles y brindarles un mejor futuro y esto se reflejara en sociedades del futuro att DR ARMANDO TORRES CERECER