;

sábado, 31 de mayo de 2008

Mitos En Las Relaciones de Pareja

Comezaremos describiendo de donde proviene el amor: Amor es el nombre del dios griego Eros (Cupido) hijo de Afrodita, esta a su vez hija de Urano, dios del cielo. El cielo se casa con la tierra o Gea porque es el único capaz de cubrir la tierra, el cielo se cansa de la fecundidad del cielo y pide a sus hijos que la liberen del tirano. Esto lo hace Cronos dios del tiempo debido a que solo el tiempo puede vencer el cielo y solo lo hace cortándole los testículos y arrojándolos al mar de donde nace Afrodita, así Afrodita diosa del amor y del matrimonio nace de la acción castradora del tiempo es nacida sin madre y como consecuencia de un crimen…

Es curioso que al leer este fragmento la mayoría de las personas al igual que yo nos interesamos en concluir la historia no solo por lo interesante y maravilloso del relato sino también porque buscamos de muchas maneras la génesis del amor, es por ello que es fácil deducir que estos mitos arcaicos y muchos otros tiene aun repercusión en nuestra cultura actual, talvez no exactamente pero si en diferente forma con un mismo fondo.

Por ejemplo el mito de la guerra a través del cual nos dicen que el hombre debe ser fuerte y no solamente debe ocultar sus sentimientos a los demás sino también a si mismo, la mujer por su lado entra en el juego y muestra el papel de vulnerable es este otro ejemplo de la guerra de los sexos a través del cual no se busca ya superar al sexo opuesto sino conseguir el amor puro que muchos desean y pocos obtienen.

Cabe mencionar que existen diversos mitos por ejemplo el de la culpa, el victimario, el de la novia santa y buena, la de la privación de los placeres por amor, etc.; todos estos se ven enmarcados en la imposibilidad o en ciertas medidas en el no querer aceptar y recibir el amor por temor a salir dañado a dañar o simplemente por no querer perderse la experiencia de vivir la juventud, entiéndase esto a solo tener una pareja y conformarse (no en su sentido literal) con la misma.

Al establecerse una pareja en forma mas seria y desarrollar una familia aparecen diferentes clases de mitos siendo estos sumados a nuestros mitos individuales; como amamos y entendemos el amor lo aprendemos desde niños, por ejemplo cuando se le pega a un niño y se le dice que es por su bien, el niño aprende que el amor conlleva también castigo y dolor; y si el esposo golpea a su esposa que vivió esto cuando niña, puede entender este acto como una demostración de amor.

Pillari (1986) define los mitos como”creencias bien integradas que son compartidas por todos los miembros de la familia, en relación a los roles y estatus dentro de la familia”. Pillari también destaca que estos mitos pueden ser positivos o negativos y pueden contener elementos tanto folklóricos como leyendas, tabúes, supersticiones y rituales, cualquier cosa que sea necesaria para mantener a la familia unida.

Goldenberg y Goldenberg (1980) enfatizan los elementos negativos de los mitos familiares y se refieren a ellos como “distorsiones persistentes compartidas”.

Teniendo en cuenta estas dos definiciones entre otras mas nos damos cuenta que los mitos tienen en común el que son creencias compartidas usualmente transmitidas a través de generaciones. Pillari describió siete tipos de mitos familiares, siendo estos:

La Armonía: Se utiliza la disociación, evitación de conflicto e incluso la somatización para enfrentarse a los desacuerdos y hostilidades haciendo aparentar armonía familiar.

Cabeza de turco: Es el culpable de todos los problemas familiares y en el/ella depositan toda la agresividad de la familia. Según los miembros de la familia, especialmente los padres, desplazan sus conflictos sobre el niño, este tiene el deber de mantener la familia unida, asumiendo el papel que le asignan, de enfermo mental, niño problema, etc.

Catastrofismo: Es aquella familia en que cuando ven que todo les va muy bien tienen el temor o presienten que algo muy malo les va a suceder y rápidamente intentan tener alguna restricción para evitar un mal mayor, es decir es como si no hubieran aprendido a vivir sin ciertas perdidas.

Pseudomutualidad o Pseudoreciprocidad: Son familias que emocionalmente están distantes, pero que intentan mantener una imagen de una familia comprensiva y unida. Tratan de aparentar ser una “buena familia”, pero en el fondo tienden a evadir encuentros emocionales con los demás miembros.

Sobregeneralización: Aquí cada miembro de la familia se ha otorgado un papel restringido, que se espera que siempre ocurra en todas las circunstancias, por ejemplo si un miembro de la familia se ha considerado como un incompetente así haga lo que haga siempre encontrara o encontraran en el un error que lo califique de esta forma.

Unidad: En este tipo de familias predomina la desconfianza, teniendo la idea de que solo en los miembros de la familia se puede confiar y en mas nadie, a futuro esto puede traer problemas en las relaciones amorosas de los hijos generando en ellos desconfianza y celos; se puede observar en casos extremos claramente rasgos paranoides que poseen en cierta medida todos los integrantes de la familia.

Salvación y Redención: Es aquí en donde se pide ayuda externa ala familia para la salvación de la misma, en muchos casos esta ayuda puede ser un nuevo hijo en donde se depositaran todas las quejas y problemas de la familia haciendo el papel de tacho de basura para esa dinámica familiar.

Teniendo estas ideas en cuenta invitamos a una autocrítica para ver en cual de estas familias nos encontramos y de la misma forma a continuación plantearemos ideas de Lazarus (1985) acerca de mitos que nos impiden obtener la felicidad con nuestra pareja:

. Marido y mujer deberían hacer todo juntos.
. Tener un hijo mejora un mal matrimonio
. El matrimonio debería se runa sociedad al 50% (refiriéndose esto a no ser estrictos sin someter el matrimonio a posibles cambios)
. El matrimonio puede realizar todos nuestros sueños
. Los que quieren de verdad adivinan lo que el otro piensa y siente.
. Un matrimonio infeliz es mejor que un hogar roto.
. Debes transformar a tu pareja en alguien mejor.
. Los opuestos se atraen y se complementan.

Teniendo estos mitos en cuenta podemos concluir que con la experiencia de pareja uno no debe ser parametrado, tener miedo a perder o a amar; recomendamos vivir lo que se tenga que vivir y cada momento y experiencia como único, si bien es cierto puede existir dolor, pena, tristeza, angustia, etc. también puede que exista felicidad, alegría, gozo, placer, etc., pero eso nunca se sabrá si no se arriesga; el saber estos mitos ayudaran a darnos cuenta en terapia de el tipo de pareja, o los posibles problemas por los que puede atravesar una pareja o matrimonio, pero también nos a ser mejores no sólo con nosotros mismos, que es lo principal, sino con la persona a quien tenemos al lado en este espacio y tiempo debido a que el futuro nadie lo conoce y en referencia personal me atrevo a decir:

“PARA TENER UN BUEN FUTURO ES MUY IMPORTANTE VIVIR UN BUEN PRESENTE”

BIBLIOGRAFIA:

Diaz. Jose (2003). “Prevención de los Conflictos de Pareja”. Biblioteca de Psicología: DESCLÉE DE BROUWER
Junchaya R. “No es nuestro destino, es nuestra programación” Ediciones COPERAT.
Miguens M. “Gestalt transpersonal – Un viaje a la unidad-“. Ediciones: Era Naciente.

No hay comentarios: