;

domingo, 26 de octubre de 2008

El acompañamiento adecuado

A nivel de las relaciones interpersonales existen diversos casos en los cuales un psicólogo o cualquier persona en general ha querido ayudar y apoyar a otra persona y de repente no ha sabido hacerlo generando dependencia o la sensación de lástima que en general no ayuda a que aquella persona mejor o cambie su forma de ver el mundo para que encuentre una solución a su problema; no basta simplemente con tener en cuenta el problema o solamente escuchar, una adecuada y autentica relación interpersonal es formar parte de la existencia de la otra persona.

Existen situaciones en las cuales podemos cometer errores comunes en la interacción, estos errores suelen aparecer sin darnos cuenta y obstaculizan a la persona que busca ayuda para que pueda encontrar adecuada respuesta a su problema, un ejemplo de esto es la intención de dominar la situación, controlar y dirigir a la persona asesorada, en muchos casos esto es inconsciente debido a que derepente la persona no entiende o demora en darse cuenta del asunto que le incomoda o molesta es por ella que nuestra impulsividad puede generar este hecho. Es imprescindible que el asesorado logre darse cuenta y escoger por si mismo su camino deseado y que evite una decisión nociva, nosotros podemos ayudar a que se de cuenta mas no tomar la decisión por el ya que en otras situaciones nos era capaz de afrontar un problema por si solo.

Existen actitudes fundamentales a tener en cuenta durante el proceso de acompañamiento, entre ellas podemos mencionar a:

El Cumplimiento:
La primera tarea y la base de la relación es favorecer una comunicación óptima, en este nivel se debe tener en cuenta también las capacidades y habilidades con que se cuenta para responder y brindar ayuda.

La Aceptación:
Podríamos resumir este ítem con el hecho de no juzgar el comportamiento o ideas de la otra persona, al respetar los pensamientos aunque para nosotros estén errados generara un ámbito de confianza en el cual la persona no esconderá lo que siente y será a la larga mas beneficioso para su recuperación y entendimiento del problema para la obtención de una adecuada solución; es cierto que cada uno, en cierta medida, poseemos prejuicios o ideas diferentes y contrarias al resto, mas esto no debe influir el como nos relacionamos con las demás personas y mucho menso aun con aquellas a quienes brindaremos ayuda y apoyo.

Amabilidad:
No se debe confundir la amabilidad con la lastima y mucho menos con el engreimiento, en si la verdadera amabilidad es prestar atención, escucha, consideración y entendimiento a la otra persona. Comenzando desde el tono de la voz, las expresiones faciales y la disposición de entender y compartir un consejo con alguien es lo más importante.

Sinceridad y Autenticidad:
La relación basada en la verdad, honestidad y en forma directa generar que la persona con quien se trabaja pueda tomar conciencia de manera mas rápida y segura acerca de las experiencias que se encuentra viviendo, la toma de conciencia del problema ayudará a que se sienta capas de solucionarlas y vivirlas hasta agotarlas; un ejemplo de la autenticidad en una persona es la capacidad de expresar directamente lo que experimenta, comunicar y escuchar sin distorsionar mensajes, en conclusión ser espontáneo y libre de su comunicación asumiendo las consecuencias de sus actos.

El primer paso para ser auténticos es acercarnos a nuestras sensaciones y poder identificarlas, luego de ello vendría al parte de arriesgarnos a compartirla para poder observarla y verla desde un ángulo mas objetivo de esta manera la solución partirá de mi pero será mas sincera y no se vera distorsionada por mi propia manipulación sobre mi mismo.

Flexibilidad y Empatía:
El hecho de no ser rígidos y poder aceptar otras ideas se relación en gran medida con estos ítems, conjuntamente con esto el hecho de hacer una cercanía comprensiva a la vivencia de la otra persona generara un mayor acercamiento y generará más confianza.

Sugerencias para el uso adecuado de la empatía:
Prestar atención a los mensajes verbales y no verbales.
Escuchar especialmente los mensajes centrales
Realimentar la escucha del tema central
Responder tanto a los sentimientos como al contenido.

La confrontación:
Muchas veces este aspecto puede confundirse con el hecho de ser cruel directivo y hacer ver los errores de los demás. La confrontación ideal debe de ser una forma de empatía que a su vez desenmascara errores en la autocompensación y algunos autosabotajes para el cambio; generalmente lo que se busca confrontar es:

Las incongruencias:
Este aspecto guarda relación con el doble vinculo que puede manifestar una persona, es decir las diferencias entre el decir y hacer.

Las distorsiones:
Esta referido a como nosotros vemos el mundo sin aceptar la realidad como tal.

Los autosabotajes:
Aquí entra a tallar las veces en que nos relacionamos intencionalmente o no, con personas y en situaciones que limitan nuestro crecimiento y desarrollo personal, el hecho de sentir culpa por el éxito se puede observar aquí.

Las evasiones:
Es cuando huimos a circunstancias que nos resultan dolorosas, para esto usamos los tan conocidos mecanismos de defensa, o las justificaciones a cada situación o evento que pasamos.

Por último debe tenerse en cuenta algo que resume este aspecto:

“LA CONFRONTACION NO HA DE SER UN ATAQUE, SINO UNA INVITACION AL OTRO A INVESTIGAR CIERTOS ASPECTOS”.

BIBLIOGRAFIA:
. Armendáriz, A.(1999). PNL – SANANDO HERIDAS EMOCIONALES- Editorial: Alfaomega. México
. Cervera, J.(2008). Articulo: CONSIDERACIONES BASICAS PARA EL PROCESO DE ACOMPAÑAMIENTO INDIVIDUAL Y GRUPAL.
. Madrid, J.(2005). LOS PROCESOS DE LA RELACION DE AYUDA. Editorial: Descleé de Brouwer- Bilbao: España.

No hay comentarios: