;

domingo, 26 de abril de 2009

Psicogerontología

Es la ciencia que se ocupa del estudio de los aspectos y dimensiones relacionadas con la vejez. Este término se relaciona directamente con la geriatría; a todo esto se debe tener en cuenta que la gerontología es aquella ciencia que engloba todos los aspectos propios de la vejez. Los primeros en hablar de este término son Mechnikof (1901) y Rybnikov (1929).

En el proceso natural de envejecimiento pueden manifestarse diversos hechos que no permitan un adecuado envejecimiento en la persona, estos van desde lo biológico y físico hasta lo psicológico y espiritual. Moody en 1976 manifiesta que existen cuatro modelos de percepción relacionadas con las personas de la tercera edad; estos son:

El primer estadio es el denominado del rechazo y se resume en las actitudes negativas que nosotros poseemos acerca del envejecimiento. La idea de cuando llegamos a una determinada edad entramos en un proceso de involución es el que se encuentra en este punto, por ejemplo lo mas común es la idea de que se sufrirá un declive cognitivo y/o demencias, haciendo que juzguemos equivocadamente a las personas que se encuentran en esta etapa.

El segundo estadio se encuentra relacionado con los servicios sociales, en este punto se habla de las actividades que deben realizar los adultos mayores, existe la idea errada de que al llegar a la tercera edad todo nuestro tiempo es de ocio y aburrimiento y acompañado a todo esto la depresión.

El tercer estadio es el de la participación, en este punto es importante resaltar la idea de exclusión que comúnmente se manifiesta hacia los adultos mayores quitándole la voz y voto frente a determinadas actividades sociales y hasta en la propia familia; es decir que por el hecho de ser un adulto mayor y aunque no presente problemas de demencia y otros se le aísla y considera en muchos casos como inútil para que no participe de la sociedad a la cual pertenece.

En el cuarto estadio encontramos la autorrealización, en este punto debe resaltarse que la tercera edad puede llegar a convertirse y ser considerado como un de los momentos de creatividad más grandes en la etapa de la vida.

En la medida en que nosotros vamos envejeciendo no solo suceden cambios físicos y psicológicos sino también en la forma en como nos relacionamos con las personas de nuestro medio, es por ello que la teoría de la desvinculación plantea que los adultos mayores son proclives a ciertas formas de aislamiento social y que los aíslan del contacto humano al que anteriormente estaban acostumbrados generando en ellos diversos cambios de actitudes y emocionales como por ejemplo la depresión; es por ello que no debemos cometer el error de solo pensar que la felicidad de los ancianos consta en solo la capacidad que tiene ellos de ejercer una función, sino también depende del trato que nosotros les demos y de un ambiente social adecuado.

Las interpretaciones psicológicas de los fenómenos de envejecimiento en la conducta intelectual, se centran en los efectos acumulativos de las interacciones entre el organismo y el ambiente en términos de secuencias de aprendizaje. Con esto se quiere referir de que la disminución intelectual de las personas adultas y en proceso de envejecimiento puede deberse en parte al ambiente poco estimulante al cual pertenecen, la mayoría de los estudios realizados por lo general no incluyen esta población debido a que son mas abocados al aprendizaje en el proceso de desarrollo, es decir en niños; es por ello que como recomendación nunca debemos olvidar que el ser humano se mantiene en constante aprendizaje, hasta en los momentos en el cual se cree que las funciones cognitivas y una posible incapacidad física no lo permitan, sierre es posible aprender con una adecuada estimulación y motivación.

Existen estudios realizados y publicados durante la década de los 80´s los cuales nos indican que la inteligencia puede crecer durante la veje; entre ellos podemos encontrar a Schaie (1986) que el deterioro acumulado durante 15 años puede llegar a invertirse.

Los principios de estimulación temprana tiene utilidad en estos casos brindando las herramientas necesarias para estimular las áreas principales del cerebro en al anciano y generar el detenimiento y posteriormente retroceso del deterioro. Debe señalarse también que los aportes logrados en estas investigaciones se basan y rigen bajo lo que es considerado como envejecimiento normal, es decir sin presencia de enfermedades degenerativas como Alzheimer o Parkinson en las cuales la capacidad intelectual disminuye ineludiblemente si no recibe un tratamiento adecuado que combate esta enfermedad, se recomienda que a la par se lleve el mencionado trabajo de estimulación en el adulto mayor; esto se encontrara y se explicara posteriormente en otro articulo denominado ESTIMULACION NEUROCOGNITIVA.

BIBLIOGRAFIA:

. Sáez, N. (1995). “Introducción a la Gerontopsicología”. Editorial: PROMOLIBRO.Valencia: España.
. Vega, L. (1995). “Psicología Evolutiva”. UNED

No hay comentarios: