;

miércoles, 15 de abril de 2009

Violencia Familiar y Sexual

En el Perú los índices de violencia familiar han aumentado en los últimos años siendo mas afectados los niños, las mujeres y los adultos mayores, podemos encontrar que la violencia familiar afecta a seis de cada diez mujeres en nuestro país u el 41% de las mujeres alguna vez ha sido empujada, golpeada o agredida físicamente por su esposo o compañero.

Para entender mejor la violencia familiar podemos decir que es cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive la amenaza o coacción grave, así como la violencia sexual. Este daño causado lleva de manera casi inmediata a la disfuncionalidad familiar y con esto el maltrato psicológico, es decir que así no haya insultos ni ofensas pero si maltrato físico, acompañado de este siempre existirá el maltrato psicológico.

Para entender mejor la violencia familiar lo podemos dividir en:
FISICA
Es toda acción que produce daño a la integridad física de una persona.

SEXUAL
Es toda acción que implica amenazas o intimidaciones que afectan la integridad y la libertad sexual.

PSICOLOGICO
Es toda acción u omisión que cause daño emocional en las personas.

Este maltrato tiene efectos en todas las personas que viven en el hogar donde se realiza el hecho, algunos de los efectos en las mujeres son los siguientes:

• Disminución de autoestima
• Depresión, ansiedad e inseguridad extremas
• Cambios de conductas y hábitos
• Aislamiento
• Negación
• Malestares físicos, adicción
• Agresión contra niños, ancianos y/o animales

Así mismo en los niños estos son algunos de los efectos causados:

• Daños emocionales
• Depresión, pesadillas
• Comportamiento agresivo contra otros
• Delincuencia, episodios de huida de casa
• Bajo rendimiento escolar, alto riesgo de consumo de alcohol y drogas
• Necesidad de proteger a madres
• Aprendizaje temprano de la negación y la identificación con el agresor/agredido

Muchos de nosotros nos preguntamos el porque estas personas que reciben maltrato siguen aun y perdonan cada vez que son maltratadas, teniendo el aspecto psicológico de cada persona existen múltiples respuestas desde la inseguridad y baja autoestima hasta la dependencia afectiva que alguien tanto hombre como mujer puede tener, en general el hecho de soportar el dolor esta relacionado con aspectos muy profundos de cada uno de nosotros, preguntar y averiguar el “para que” continuo con esto muchas veces ayudara más a la persona a darse cuenta de que es lo que necesita y como lo esta tratando de adquirir. Aquí encontramos algunas de las razones por las cuales la mujer permanece en una relación violenta:

• Incapacidad del sistema para proporcionarle seguridad
• Temor por sus vidas y las de sus hijos
• Sentimiento de culpa
• Presión de la familia, de la comunidad
• Rol asignado socialmente
• Temor a que le quiten a los hijos
• Esperan a que el agresor cambie
• Presión social hacia la unidad familiar
• Valores culturales y religiosos

Para nosotros los psicólogos al intervenir estos casos, es importante que en primera instancia sepamos identificar los puntos clave a trabajar, es decir partir de lo mas general a lo mas especifico en cada uno, no forzando a la persona a que se de cuenta por nuestro medio sino ella misma a través de los suyos que identifique sus esquemas errados y los modifique si es que así lo desee, la motivación y adherencia al tratamiento es lo principal y primordial en estos casos, otro punto importante es buscar un apoyo dentro de su entorno familiar, es decir las personas que son maltratadas necesitan de un apoyo que puede ser un hijo menor u otro familiar que se encuentre viviendo con ella o el de preferencia, esto será de gran ayuda, entrenar en la medida de lo posible a esta persona como un co-terapeuta dentro de casa ayudara a que la persona pase del apoyo externo al auto-apoyo y resuelva los problemas por sus propios medios.

No hay comentarios: