;

lunes, 7 de abril de 2008

Disonancia Cognitiva: La razón de la autojustificación

Según el material que revisé esta teoría revolucionó el campo de la psicología social, y desde entonces han sido muchos los psicólogos sociales que se han ocupado de estudiarlo surgiendo gran cantidad de estudios con el objetivo de entender mejor las relaciones humanas, tema de gran importancia ya que vivimos diariamente relacionándonos con otras personas.
El término disonancia cognitiva fue usado por primera vez en 1957 por el psicólogo estadounidense, de origen ruso, León Festinger en su libro “the theory of cognitive Dissonance” donde planteó “las personas no soportamos mantener al mismo tiempo dos pensamientos o creencias contradictorias, y automáticamente, justificamos dicha contradicción, aunque para ello sea necesario recurrir a argumentaciones absurdas” es decir, el ser humano necesita siempre sentir que todas sus pensamientos, creencias y acciones son coherentes , en caso contrario recurrimos a las autojustificaciones.

¿A que nos referimos con autojustificaciones? Cuando la disonancia aparece, existe una tendencia de la persona, a reducirla, eliminando la tensión interior surgida por dicha contradicción, con el objetivo de restablecer el equilibrio inicial.

En términos simples cuando se presentan dos cogniciones o pensamientos que no encajan entre si (disonancia), automáticamente la persona utiliza cualquier medio para lograr que estas encajen de alguna manera (reducción de la resonancia).

Un ejemplo clásico de ello, es cuando una persona atraviesa por una situación desagradable, dicho suceso causa una disonancia, por el hecho de tener que soportarlo, en esta situación, la forma más típica de reducir dicha disonancia es autoconvenciendose de que en realidad la situación no era tan mala, ni tan desagradable como al principio parecía. De ahí las típicas frases que utilizamos “de las equivocaciones se aprende”, “las cosas pasas por alguna razón”, “lo que sucedió me servirá para evitar errores en el futuro”.

Otro ejemplo seria la persona fumadora, que lee en las cajetillas de cigarrillos el lema “fumar es dañino para la salud” causa cáncer y por ende la muerte, a pesar de ello, insiste en seguir fumando, en ese momento se produce una disonancia entre lo que desea y las consecuencias, para reducir esa disonancia, utiliza la autojustificación pensando “en que los últimos años de vida son los mas desagradables”.

Un chofer de combi cruza una avenida cuando el semáforo se encontraba en rojo, es detenido por un policía de tránsito el cual le dice que ha cometido una infracción, el chofer se excusa diciendo “el otro carro de adelante también lo hizo, además no había transeúntes”

Como verán estos ejemplos sencillos muestran la necesidad que tenemos las personas de justificar lo innecesario incluso lo injustificable. Los cual (a mi parecer) nos trae un beneficio inmediato pero un perjuicio a futuro.

No hay comentarios: