;

domingo, 27 de julio de 2008

Abuso sexual en la infancia:

Iglesias (2001) define al abuso sexual infantil como:

“todo acción, violenta o no, que involucra a un niño, niña o adolescente en una actividad de naturaleza sexual, que, por su edad y desarrollo no puede comprender totalmente, no está en condiciones de realizar y no puede tener su consentimiento libre. Está acción puede incluir contacto físico o no y está dirigida a la satisfacción de otra persona que se encuentra en situación de ventaja frente al niño o niña, por su edad, fuerza, poder o capacidad”

El abuso sexual comprende un amplio abanico de conductas físicas:
- Violación (penetración en la vagina, ano o boca con cualquier objeto sin el consentimiento de la persona).
- Penetración digital (inserción de un dedo en la vagina o en el ano).
- Exposición (mostrar los órganos sexuales de una manera inapropiada, como el exhibicionismo).
- Coito vaginal o anal.
- Penetración anal o vaginal con un objeto.
- Caricias (tocar o acariciar los genitales de otro, incluyendo forzar a masturbar para cualquier contacto sexual menos de penetración).
- Contacto genital oral.
- Obligar al niño a que se involucre en contactos sexuales con los animales.

Además, las conductas físicas los abusos comprenden la explotación sexual, es decir:

- Implicar a menores de edad en conductas o actividades que tengan que ver con la producción de pornografía.
- Promover la prostitución infantil.
- Obligar a los niños a ver actividades sexuales de otras personas.

También se consideran abusos conductas sexuales sin contacto físico como las peticiones sexuales y el voyeurismo.
- El abuso sexual infantil sigue siendo un tema tabú entorno a que existen numerosas falsas creencias que contribuyen a ocultar el problema y tranquilizar a quienes no desean afrontarlo. Todas estas creencias erróneas deben ser superadas si se pretende abordar de forma adecuada este tema.

Consideremos la presión que ejerce un progenitor u otro adulto con poder y autoridad sobre una niña o un niño de que abuse sexualmente. La niña o el niño necesitan confiar en sus padres y cuidadores. El abuso sexual infantil, tanto si consiste en simple acoso o llegue a la penetración, no suele dejar pruebas físicas duraderas.

No se puede explicar a la niña o niño ni ello pueden comprenderlo. Con frecuencia, el agresor ni siquiera reconoce lo ocurrido, salvo para decir que no ha sucedido que no era lo que parecía.

El abuso sexual realizado por un cuidador de confianza contra una niña o niño constituye una oportunidad perfecta para que la victima cree un bloqueo de información, saber es ponerse uno mismo en peligro. No saber es alinearse con el cuidador y asegurarse la supervivencia.

Este artículo plantea el bloqueo de información como una reacción natural e inevitable contra el abuso sexual infantil. Se refiere a la lógica de la amnesia a causa del abuso. Se demuestra que la represión de la memoria no aparece para que reduzca el sufrimiento, sino porque, a menudo, el hecho de desconocer el abuso cometido por un cuidador es necesario para la supervivencia.

La ubicuidad de la respuesta humana de “no saber”, de “no recordar” las agresiones. Con frecuencia, los abusos cotidianos pueden darse en cualquier lugar donde le individuo se desenvuelva por Ejem (la casa, el trabajo, la esculla etc.).

FASES DEL ABUSO SEXUAL

Burundi (1984 ED. 2001) considera que los abusos incestuosos son parte de las estrategias homeostáticas que determinados adultos y niños obligados por estos utilizan para mantener un sentimiento de cohesión y de pertenencia a esa familia en particular linaje familiar en el sentido transgeneracional.

A. Seducción de la victima: en este periodo el padre abusador manipula la dependencia y la confianza de su hija (o), incitándola a la participación de actos abusivos, que el presenta como un juego o comportamientos normales y sanos entre padres e hijo. En esta preparación del terreno el abusador toma las precauciones para elegir el momento y el lugar en que comenzara a abusar de su hija.

B. La interacción sexual abusiva: el coito propiamente tal se produce en un momento bastante avanzado de la interacción sexual abusiva. El abusador comienza frecuentemente por gestos de exhibiciones, paseándose semidesnudo delante de su victima o por ejemplo dejándose al descubierto sus órganos sexuales mientras ve la televisión sentado al lado de su hija. O en otros casos, invita a su hija a entrar en la sala de baño mientras se ducha, etc.

C. Imposición del secreto: esta fase comienza casi juntamente con la de las interacciones sexuales (la cual fue mencionada con anterioridad). El abusador sabe que esta abusando, es decir trasgrediendo la ley fundamental que rige las relaciones familiares “El Tabú Del Incesto”. Al mismo tiempo necesita a través de estos gestos ofrecerse un ritual analógico que le permita manejar sus angustias y sentirse potente.

Según Gómez (1997), dentro del abuso sexual se observaron algunas características como son la intimidación, la atracción o la coacción. Bajo este panorama el abuso sexual infantil presenta 5 fases que guardan una constante en diferentes casos estudiados, estas fases son:

1. La Seducción: Aquí se establece las pautas de relación que prepara el abuso en si.
2. La Interacción: Fase donde se produce el abuso.
3. El Secreto: Periodo que se permite que el abuso no sea descubierto y posibilita su repetición.
4. El Descubrimientos: Fase en donde se descubre el abuso de modo accidental (por otro miembro del hogar) o de modo intencional (por la manifestación del niño victima de abuso).
5. La Negación: es esta fase el grupo familiar no solo oculto el abuso, si no que lo niega y establece medios para conservar el equilibrio familiar inclusive a costa del riesgo del menor de ser abusado nuevamente.

Algunas entidades protectoras de la integridad físicas como psicológica de los niños han asegurado que los abuso sexuales parte de grandes conceptos: el de cohesión y el de la diferencia entre agresor y victima, “la cohesión (con fuerza, presión o engaño) debe ser considerado por si misma criterio suficiente para que una conducta sea etiquetada de abuso sexual del menor, independientemente de la edad del agresor”.

LOS EFECTOS PSIQUICOS DEL ABUSO SEXUAL EN LA INFANCIA

La descripción fenoménica de los cuadros que presentan los sujetos victimas de abuso sexual en la infancia, se encuentra ampliamente documentada en numerosas investigaciones. En el siguiente articulo intentara profundizar algunos efectos que al modo de huellas intangibles arman un camino imprescindible transitar.

El sufrimiento psíquico provocado por el abuso sexual en los niños/as involucra la memoria. Algo ocurre en relación a ella que inscribe una marca imposible de procesar. Sabemos que la destrucción de la memoria tiene lugar cuando el sujeto ha atravesado una situación tan violenta, tan fuerte, que debido al impacto de la acontecido, el sujeto no esta en condiciones de contar lo que ha ocurrido.

El Tema Del Olvido Y Sus Relaciones con el recordar fue planteado por el psicoanálisis desde sus orígenes, adquiriendo un lugar fundamental en la teoría de la represión. Freud, al trabajar con sus pacientes histéricas había descubierto que algo que se definiría estructuralmente en el olvido permitiría relacionar la memoria con la sexualidad. Luego, planteo el fenómeno de la amnesia infantil como momento fundante del pasaje del polimorfismo perverso a la sexualidad reglada. Los trabajos inaugurales de la meta psicología de freud mostraron que, si bien la represión trae el olvido, ella es también condición de la memoria. El aparato psíquico es ilimitadamente receptivo a las percepciones nuevas a la vez que procuraría huellas mnesicas duraderas.

Se puede concluir entonces que, para que la memoria como fenómeno alcanzable en la consciencia sea posible, se nesecita de la conjugación de ambos sistemas que, si bien están en contacto, son diferenciables. Silvia Bleichmar sostiene que cuando no pueden ponerse en contacto los dos sistemas es cuando nos encontramos ante el olvido neurótico. Es decir, que algo fuerza la separación entre los campos para que aquello que se inscribe no pueda aparecer en la superficie.

EL OLVIDO tiene una enorme importancia en la historizacion. Señalar la trascendencia del olvido no implica sostener: “no importa lo que paso”, sino persisamente, por que importa lo pasado es necesario rescatar lo sucedido desde un recuerdo capaz de darle sentido, sin el cual los hechos carecen de consistencia. El analista deberá, según Freud “a colegir lo olvidado desde los indicios que esto ha dejado tras de si; mejor dicho tiene que construirlo”. No es un detalle menor el hecho de que Freud haya subrayado la palabra “construirlo” colocada allí en un intento de expresar claramente su idea de que lo olvidado no se recupera como un tesoro sumergido, sino que se lo crea como novedoso, entramado de las huellas dejadas a su paso por el propio olvido.

MEMORIA Y TRASMISION se sostiene que la dificultad de transmitir la memoria tiene un efecto que recae sobre la generación siguiente, es decir, que sea historia pasada para ellos constantemente como un enigma que toca al ser mismo de sus padres. Este no revela el borramiento de la memoria. No se trata del borramiento de la memoria, no se trata de la operación altamente simbólica del borramiento de la huella como lo ha descrito Lacan, sino por el contrario de la desmedida que recae sobre un acontecimiento. Se trata, entonces, de un sepultamiento de la memoria a partir del cual lo que se puede hacer es reconstruir un historia, releer libros, reencontrar personas, intentar unirlos con los fragmentos dispersos de una vida pasada que los usurpo. Podríamos pensar que en estas condiciones el único destino para el sujeto que padeció semejantes experiencias es quedar sujeto a la nostalgia, sin embargo, lo avatares del camino son absolutamente singulares.

BIBLIOGRAFIA
. Calvi, B. (2005) Abusos Sexuales en la Infancia; ED. Lugar; Argentina.
. Iglesias, L. (2001) Intervención terapéutica. Manual de reflexión y procedimientos para la atención de casos de maltrato y abuso sexual infantil; ED. CESIP; Lima.
. Gómez, J. (1997) La prevención del abuso sexual infantil en relación a criterios amplios de salud sexual; Promudeh; Lima.
. Freyd, J. (2003) Abusos sexuales en la Infancia; ED. Univ. Católica de Chile; Chile.


Aqui les presentamos algunos spots publicitarios que tocan el tema del abuso infantil, que se expusieron con la finalidad de concientizar a las personas del efecto perjudicial y el trauma psicológico que tiene sobre los niños. en próximos artículos trataremos de como abordar este tipo de trauma, que técnicas podemos utilizar y de que manera realizarlas. nos despedimos sus amigos de VISION PSICOLOGICA

video

video

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola como están, quiero platicarles mi caso, yo trabajaba en un restaurante llamado los manteles cocina tradicional la noria, y en este lugar yo era cocinera, al principio todo estaba bien me sentía cómoda, pero con el paso del tiempo el patrón empezó a exigir sin otorgar remuneración económica quería que trabajara a horas que no me tocaban y hasta quería que fuera a su casa a hacer limpieza de su casa cuando mi puesto es de cocinera y no de limpiar casas, a partir de esto el señor que se llama Sergio Quiroz Corona, empezó a acosarme y fastidiarme la vida en el trabajo ya no podía trabajar tranquila si que esta basura me faltara al respeto rebajando como ser humano, era diario que hacia comparaciones en público de mis apariencia física y mi forma de trabajar, cada semana de pago se me descontaba dinero de mi salario que así ya era poco, y cada vez que reclamaba el supervisor un tal Mario Cortes Tirado no me apoyaba y siempre me decía que su jefe fue quien dijo que se me descontara y sin darme explicaciones de porque también cuando salía de noche es decir en el horario de la noche se me retiro el apoyo de transporte ya que salía a las 11 de la noche, en esa ocasión uno de los dueño un tal Hugo Quiroz Corona quien de la forma mas maricona que puede existir le dijo al supervisor Mario que me dijera que ya no tenía apoyo de transporte de lo cual tampoco me pudieron dar una explicación de por qué, sinceramente tengo miedo de estas personas ya que por comentarios de trabajadores de este lugar me entere que el tal Sergio Quiroz corona y el tal Hugo Quiroz corona son tratantes de blancas y se dedican de forma clandestina a contratar mujeres menores de edad en el restaurante para después prostituirlas, la verdad eso fue lo que sentí en un principio cuando estos señores empezaron a pedirme que fuera a sus casas, realmente ahora voy atanco cabos y me doy cuentas que todo el acoso laboral que me hicieron fue porque no caí en su trampa. Por favor les pido me ayuden a divulgar esto para que no pase mas, esto es real está pasando la ciudad de Puebla no es exenta de estas cosas atrocidades sociales, en Puebla existe gente pederasta, por favor autoridades ayúdenme investiguen esto, no sé realmente si soy la única que se pudo dar cuenta de estas gentes o si ya ha habido chavas que han pasado por lo mismo o si ya han pasado desgracias a manos de estas personas.