;

miércoles, 30 de julio de 2008

La soledad del que crece

Recientemente me encontré leyendo un libro acerca de gestalt transpersonal, un ámbito medianamente nuevo en relación a psicoterapias y de desarrollo personal; y encontré un aspecto que en muchos otros enfoques tiene mucha importancia también, esto es el auto-conocimiento y desarrollo personal, entendiéndose este como el superar etapas, lograr la transformación espiritual, mejorar o desaprender ciertas las conductas, etc.

Pues bien, antes de introducirnos en esta nueva forma y perspectiva de ver el mundo quisiera dar a conocer un poco acerca de lo transpersonal, que nos facilitara la captación y entendimiento de estas ideas; Lo integral o integración del mundo, su cultura y de las formas de pensamiento ya sea (Budismo, Taoísmo, Sufismo, Chamanismo, Misticismo Judeo-Cristiano, etc.) poseen un núcleo de conocimiento mas allá de sus formas de expresión, esto fue llamado por Aldus Huxley “Filosofía Perenne”.

Llevando esta idea al ámbito de la psicología, la psicología transpersonal abarcará tanto los procesos del psiquismo egoico, con sus características propias y sus patologías, como aquel aspecto del universo interno que hace a lo transegoico, o sea, a lo espiritual, a lo Trascendente. Esta Psicología fue formalmente instaurada por Abraham Maslow y Anthony Sutich en 1969 con la publicación del Journal of Transpersonal Psychology, seguida de la fundación de la Association for Transpersonal Psychology en California (EEUU) en 1972. Posteriormente, destacados terapeutas e investigadores fueron desarrollando sus principales conceptos. Entre ellos cabría destacar a Ken Wilber, Stanislav Grof, Frances Vaughan, Roger Walsh, Charles Tart, John Welwood, y otros.

Teniendo esto en consideración, podemos mencionar que el camino del crecimiento personal es estar en un permanente estado de proceso y transformación que tiene un punto de partida pero no uno de llegada; en muchos casos uno se da cuenta de que necesita transitar este camino en terapia o conociendo a alguna persona que nos despierta esa incertidumbre, es ahí cuando nos damos cuenta de que el argumento de nuestras vidas se ha convertido en un cajón estrecho y la estructura en la cual nos habíamos instalado nos resulta ahora estrecha y limitada.

Este proceso de crecer ya mencionado anteriormente puede asemejarse a un salto al vacío, algo si como un viaje a un abismo, no existen garantías ni tampoco llegada, es decir a medida que nos alejamos del punto de partida nos acercamos al punto de no llegada y el estilo de vida que dejamos atrás no refleja nuestra manera de sentirnos hoy. Es el momento del IMPASSE, es decir pertenecer a la nada sabiendo y teniendo en cuenta que lo recorremos en forma consciente, este sentimiento pude confundirse a veces con la soledad, pero esto esta equivocado debido a que no se esta solo, se esta con uno mismo, o en todo caso se busca o intenta estarlo, un instante intenso en donde nos sobrecoge el miedo y temor y es ahí en donde muchos retroceden no pudiendo lograr ni superar aquella barrera a través de la cual pasamos de sobrevivir al renacer y despertar a la verdadera vida sin modelos ni trabas siendo uno mismo y gustándole como es, sin mascaras ni engaños.

Esto es muy útil en muchos aspectos, por ejemplo las personas que logran superar esta barrera se dan cuenta que ninguna actitud pasiva de entregarnos a alguien para que nos arregle (psicólogo, pareja, estilo de vida en general) funciona. Nadie puede llevarnos a ninguna parte sino nosotros mismos, se desarticulan las ideas erróneas de que si aprendo a descargar emociones tengo curado todo, a que solo si comprendo racionalmente mis conductas las podré solucionar, estas y muchas otras ideas erróneas pueden ser superadas a través de este medio.

Crecer consiste en aprender a armonizar y transformar los diversos aspectos internos y externos de nuestro ser en in delicado equilibrio cambiante con el que nos movemos hacia nuevos descubrimientos. Es este el gran desafió al estancamiento, a la inercia y es el continuo fluir de la transformación; la soledad que sentíamos cayendo por aquel vacío se disipa cuando sabemos que el vacío también esta cumpliendo una función que sin el yo no caería y que sin el no conocería ni me daría cuenta de lo que estoy conociendo, y que desde el vemos a aquellas personas que se quedaron de pie el borde del vacío viéndonos caer y logrando lo que tenemos animando al mundo a tomar riesgos a vivir cada experiencia como única y así solucionar las cosas no cambiando de conducta no simplemente entendiéndola sino experienciándola al máximo aprendiendo de ella comprendiendo e integrando al mundo con nosotros mismos.

Tratando de explicar de mejor manera los medios a través de los cuales las personas no toman el riesgo de despertar a la vida, ponemos aquí un cuadro bastante interesante que nos ayudará a situarnos y ver que cosas hacemos y que cosas no.
VALORES DEFENSIVOS O DE PROTECCION
Quietud: Detener el tiempo viviendo del pasado, conservar las tradiciones impuestas y tratar de repetir los triunfos pasados.

Poder sobre otros: Anhelar se jefe, critico dueño de…

Defensas del ego: Protección de la propia imagen. Rigidez.
Control: Restringir emociones y controlar la situación.

Imagen: Llenar expectativas de otros sobre uno. Poner énfasis en el status y el valor del rol propio.

Comodidad: Evitar dolores, evitar contradicciones y cambios.

Seguridad: Evitar riesgos a cualquier costo. Contentarse con el statu quo.

Autorrestricción: Creencia en las limitaciones para hacer cambios favorables.
VALORES DE APERTURA Y CRECIMIENTO:

Vulnerabilidad: Conocer y manifestar la propia debilidad como principio de transformación. Flexibilidad.
Conocimiento: Darse cuenta de lo que a uno le pasa y de lo que les pasa a otros. Expresar y transformar sentimientos.
Autenticidad: Llenar las propias expectativas. Apreciar con interés los valores de los otros.

Significado: Confrontar dolores y contradicciones en búsqueda de significados.

Movimiento: Vivir aquí y ahora, reconocer la dinámica de la vida de cada uno, confiar en los cambios como portadores de mayores posibilidades.

Aspiraciones: Creencia en el potencial humano. Pensar que cada uno de nosotros puede realizar cosas extraordinarias.

Espontaneidad: Aceptar riesgos, actuar con libertad para moverse hacia lo desconocido.

Poder con otros: Tener sentido de comunidad, Cooperación, mutuo apoyo, compasión. Integrar redes de interacción en causas comunes.

Bibliografía:

. Migguens, M. “Gestalt Transpersonal –Un viaje hacia la unidad”. Colección transpersonal. Buenos Aires: Argentina.
. Vásquez, M. (1996). “Las terapias de desarrollo personal”. Editorial: Robin Book. Barcelona: España.

No hay comentarios: